Cuando su computadora muestre un mensaje de error, como el archivo no se pudo abrir debido a un error en el encabezado, entonces probablemente haya encontrado un caso muy raro. Pero hay otras razones más comunes por las que los archivos pueden dañarse o dañarse, y estos no siempre están relacionados con el Registro de la computadora. También es posible que su computadora no pueda leer el archivo en absoluto, aunque sea un archivo muy grande. Cualquiera que sea el problema, deberías poder arreglarlo con algunos pasos simples.

El primer paso es buscar el error en el registro. El registro de Windows mantiene una lista detallada de todos los archivos que puede causar un error fatal. Si puede encontrar un error en este registro, simplemente puede repararlo usted mismo. El proceso es similar a la de una optimización de PC. Si sospecha que un determinado archivo está dañado o dañado, simplemente puede usar un programa de reparación de registro para que sea más pequeño y repare todos sus defectos.

Sin embargo, si el problema es complejo, debe consultar a un experto informático antes de intentar repararlo usted mismo. El archivo podría dañarse en varios lugares, lo que significa que una reparación de registro único no los cubrirá todos. El técnico examinará todo el sistema y se asegurará de que todos los archivos estén realmente dañados.

Otra razón posible por la que el archivo no se pudo abrir es si se elimina accidentalmente del sistema. Cuando esto sucede, el sistema operativo no puede continuar usándolo, ya que ya no tiene ninguna información para ella. Esto hace que sea imposible operar normalmente. La única forma de resolver este problema es reinstalar la aplicación. Sin embargo, si no tiene experiencia en el software operativo, debe dejar esta tarea a los profesionales.

La tercera razón posible por la que el archivo no se pudo abrir debido a una instalación incompleta es porque se dañó durante el proceso de instalación. Asegúrese de no instalar aplicaciones a menos que su sistema sea completamente necesario. Desafortunadamente, hay muchas ocasiones cuando las personas instalan programas que realmente no necesitaron. Dichos programas pueden contener virus o spyware, que podrían dañar su sistema operativo en el peor de los casos. En este caso, tendrá que reinstalar el programa.

La última razón posible por la que el archivo no se pudo abrir debido a una instalación incompleta es si la computadora se infectó con un virus durante la configuración. Los virus son muy peligrosos cuando se instalan en el sistema. No puede eliminarlos manualmente una vez que haya sido infectado. Deberá reformatear el disco duro o llevar a cabo una exploración completa con un escáner de virus para deshacerse del problema. Un técnico informático podría ayudarlo a este respecto, si no sabe cómo realizar esta operación.