El impacto de la pandemia en la adopción del comercio electrónico es inconfundible. Sin embargo, después de más de un año con COVID-19, es importante que las marcas comprendan que no todas las compras en línea terminan con una compra electrónica. Y esa es exactamente la razón por la que las estrategias omnicanal no pueden centrarse solo en el punto de compra.

Según una investigación de NielsenIQ, COVID-19 resultó en un aumento del 50% en las compras omnicanal en EE. UU. Durante el año pasado, pero menos de la mitad de la actividad resultó en compras en línea. En otras palabras, muchos compradores omnicanal utilizan canales digitales para obtener información en lugar de solo un medio electrónico para un fin. Esto significa que las estrategias de marketing omnicanal que se centran en las compras de comercio electrónico excluyen a una parte importante de los consumidores, aquellos cuyos puntos de contacto de compra incluyen uno digital, pero no terminan ahí.

La personalización requerida es matizada pero crítica: cree experiencias fluidas desde un punto de contacto a otro en lugar de entre experiencias de compra en línea y fuera de línea. Las estrategias comerciales y de marketing omnicanal se han vuelto cada vez más prominentes en los últimos años, pero se han recopilado datos para este año Informe anual de marketing de Nielsen sugiere que los especialistas en marketing deben centrarse más en crear experiencias integrales para los consumidores.

Las marcas de todos los tamaños consideran la adquisición de clientes como su principal objetivo de marketing para el año, según el informe. Esto es de esperar porque después de todo 2020 es necesario pensar en el crecimiento de las ventas. Sin embargo, los participantes de la encuesta planean aumentar su marketing en algunos canales seleccionados y no de manera más completa.

En el panorama actual de los medios de comunicación expandido digitalmente, tiene mucho sentido aumentar el gasto en canales como las redes sociales y la búsqueda. Sin embargo, las marcas no pueden darse el lujo de ignorar el paso en el recorrido del consumidor que sigue a estos puntos de contacto específicos. También debe invertir en los otros pasos para ser un comercializador omnicanal exitoso. Y eso presenta un desafío diferente para muchos especialistas en marketing: la medición.

Con la publicidad en declive durante el año pasado, la presión para demostrar el retorno de la inversión (ROI) no podría ser mayor para los especialistas en marketing. Eso significa medir en todos los canales a qué marcas se asignan los fondos, sin importar cuán pequeña sea la asignación. Aquí vemos una relación entre la distribución del gasto y la confianza en la medición: las marcas planean aumentar el gasto donde tienen más confianza en su capacidad de medición. La limitación aquí es que existe una falta particular de confianza en la medición de canales cruzados.

Los especialistas en marketing que encuestamos poseen medios valiosos y tienen un gran interés en comprender el alcance multiplataforma. Los gastos en canales digitales ciertamente aumentarán en el futuro, especialmente en el caso de una pandemia, pero sus propios medios (sitios web, correo electrónico) también deben ser consideraciones fundamentales. Con la interacción física reducida entre marcas y consumidores, la presencia digital de cualquier marca tiene que trabajar mucho más.

Si los especialistas en marketing realmente quieren mejorar la captación de clientes, deben asegurarse de que cada canal de comunicación tenga un propósito en el viaje. Para hacer esto de manera efectiva, necesitan los datos correctos para personalizar la táctica y la capacidad de medir el impacto de sus esfuerzos para actuar con rapidez. Y eso significa que los especialistas en marketing deben invertir en la tecnología adecuada y, al mismo tiempo, tener en cuenta la privacidad y la identidad al revisar sus estrategias.

Descargue esto para obtener más información Informe de marketing de Nielsen 2021: la era de la personalización.